sábado, 19 de abril de 2014

Sigue avanzando el Pincharrata



Algo de Brujería deliciosa, para empujar al equipo hacia el protagonismo.
Tactica, orden, el trabajo que propone éste CT.
Usual entrega.

Ordenados y sólidos, se nota que perdimos solo un partido en este torneo.
Con altas y bajas.

Un punto....un punto mas.

¿Para que estamos?
Para seguir trabajando.

¿Figura?
Se repite el tema de dar todo, en lineas generales, y no es poco para estar arriba.

¡Vamos Pincharrata!




Hoy más que nunca...¡SuperTranspi!


¿Por que?
Porque Estudiantes va a Rosario con algunas bajas, pero con el espiritú bien arriba.
Porque Estudiantes va primero.
Porque Estudiantes sabe de gloria.
Porque es Estudiantes de La Plata el que pisa la cancha.
El Campeón de América y del Mundo.

Y la SuperTranspi te traerá todo.
Todos los móviles.
Los protagonistas.
Pacú.
Surubí.
Boga.
Seguinos toda la jornada, le ponemos 70do.




miércoles, 16 de abril de 2014

A seguir trabajando...es el camino


Un primer tiempo parejo en todo.
Imprecisiones, errores, algunas virtudes, con algunas situaciones para cada uno.
Igualmente, pareció ser Estudiantes el que mas buscó, siendo Franco Jara quien rompió la defensa rival, e inquietó permanentemente.
Penal a favor, malogrado por Carrillo, una verdadera lástima.
Costó hilvanar jugadas limpias, y las posibles sociedades no funcionaron.

En el segundo ellos apretaron un poco mas, en los primeros veinte minutos.
Luego pudimos corregir a fuerza de coraje.
Muy mal ingreso de Luna...provocó dos tiros libres en contra, pasó muy mal la pelota, para el olvido.

Un tiro en el palo de Guido, tras muy buana corrida y pase de Franco Jara.
Otra llegada muy profunda de Leo Jara, casi gol, casi penal...casi.
Y al final, la de Olivera, no apta para cardíacos.

Hubo fallas todo el partido, está bien claro.
Pero hubo entrega, hubo amor propio.
¿Otro punto con sabor a poco?
Puede ser, pero bueno, se suma en un torneo muy parejo.
Preocupan las lesiones, amarillas...las ausencias.

A trabajar para llegar al próximo partido con lo mejor.
Jara y Jara me parecieron de lo mejor.
Un final emocionante del Chavo.
Un atajadón de Rulli, y el arco en cero.
La entrega de todos, un detalle que se repite, eso es muy bueno.

¡Vamos Pincharrata!


Foto Olé


¡ Laaaaa SupeeeeerTranspiiiiiiiiiiiii !


Muy buenos días....
Llegan las gaYinas a La Plata, con sus plumas, todas locas.
Y aquí está el León agazapado, con el apoyo incondicional de su gente.

Todos los detalles.
Todos los móviles.
Vestuarios.

Una SuperTranspi que arrasa con lo que se le ponga adelante.
Sorteos de zapatillas, bulones, camillas de masajista, entre otras cosas.

Vivilo acá, seguilo acá.
Soltate.

¡Vamos Pincharrata!

lunes, 14 de abril de 2014

Delmon, una historia real‏


Por Gas7erix

Todo barrio que se precie de tal debe tener ciertos personajes y lugares que lo hacen único.
Infaltables? Una esquina para juntarse, el club, el borra del club, el de la silla de ruedas, el viejo ortiva, el loco bueno, el loco malo, la banda de rock, el que lava el auto 100 veces, el almacenero y algunos mas.
La querida esquina de 40 y 23 tenia todo y mas.
El personaje mas importante por muchos años fue Delmon, gran compañero, apegado a las malas costumbres de barrio, vicioso y pincharrata. Nada raro para un personaje de barrio con la salvedad de que Delmon era un perro, Delmon era EL PERRO.
Antiguamente había sido de Hernán (guitarrista de Smith) lo encontró en su puerta y lo alimento con un gotero hasta que creció y fue su fiel compañero. A medida que los dos crecían se independizaron el uno del otro sin dejarse de querer, volvía a la casa cuando estaba enfermo, herido o el hambre le cortaba las alas por algunas, pocas, noches. Era perro pero no boludo
Los martes el infaltable asado con los pibes, las corridas diarias pero “SELECTIVAS” a las ruedas de los autos, las peleas con el Bruce, los ensayos de Smith y 220, el humo de las flores, el sabor de los cartones, los infaltables turrones de los que era fanático, nada extraño para un perro, o no?
Cada noche Delmon acompañaba a quien se levantaba de la esquina para irse a dormir, volvía y repetía su ritual hasta que nadie quedaba y terminaba en lo del Bocha o en su casa según el hambre lo llevara.
Todos sabíamos donde encontrarnos, porque Delmon estaba en la puerta de la casa en que estuviéramos, esperándonos para salir.
Esperaba sentado los turrones en el kiosco, el helicóptero esperando el super pancho sin chucrut en la pza moreno.
Concurría de local a los partidos del grande, se paseaba por la tribuna y hasta un día apareció con una camiseta puesta que un hincha le regalo. Increíble, Delmon trascendió la esquina de 40 y 23.
Donde tocara smith la manta y el Delmon eran infaltables, cabala infalible e irrenunciable. Una fecha en Akasaka (hoy varios lo conocerán con otro nombre mas felino) nos olvidamos al perro y solo volvió a la mañana desde el distribuidor, demostrando una vez mas que no era un perro sino EL PERRO.
Ya mas veterano y burgués lo llevábamos en auto a la cancha y en uno de esos días en 1 y 55 había una campaña de socios. Te sacaban la foto y armaban el carnet ahí mismo, aquellos viejos carnets que tenían lugar para poner la cuota y una gran letra C atrás.
Era el momento indicado para que Delmon se asocie, una locura lo sabíamos, pero no íbamos a irnos sin el carnet.
Insistimos ante el empleado del club, nos pelamos, discutimos, ladramos hasta que cansado de tanta locura nos dijo “dale agarra ese perro y ponete ahí que te saco la foto” La gente de alrededor no entendía ni putas, algunos se reían otros solo miraban atónitos la situación.
El resultado?

DELMON TON Socio perro N° 00000001.

Delmon murió una mañana atropellado por un auto, según dicen se suicido en su vejez. Lo enterramos en la casa del Bocha y el Manzana que fue su ultima morada vestido con la camiseta de pique que le regalo a Hernan Ruben Dario Insua con honores pincharratas. El carné se perdió en una mudanza, o quizas se lo llevo con el, esto transforma mas un en mito esta historia real.
En el barrio dicen que lo vieron después de muerto en la esquina haciendo el helicóptero con la cola, en un recital de los redondos según dicen, en el tren de ida. Yo te juro que lo vi en el 2006 con la de Insua en la puerta de la cancha de Velez al lado de la abuela Noema.

Cabalgando por las nubes es el tema de Smith que recordará por siempre al dueño de los dueños de la noche.